Es el relato romántico y fantástico desarrollado en locaciones que cautivan sin duda al espectador; San Francisco es la ciudad principal dónde se desenvuelve la mayor parte de la trama que vive nuestra protagonista, Adaline Marie Bowman.

Todo era considerado normal hasta a sus 29 años, una noche camino a recoger a su hija sufre un terrible accidente automovilístico, estando al borde de la muerte ocurre una anomalía natural, considerada como un “milagro” que no solo permite que Adaline regrese a la vida, sino que el efecto secundario de este suceso trae consigo una increíble sorpresa que la acompañará a lo largo de los años.